banner agraria energia ASAJA Sevilla

Síntomas y métodos de control para el mosquito del cereal

29 Dic 2023 No comment  

Esta campaña 2023-24 se han dado fundamentalmente dos periodos siembra, antes de las lluvias de final de noviembre, y después de las mismas. Como informa la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), en estos momentos la fenología oscila por lo general entre los estados BBCH:09 (Emergencia), en las últimas siembras de diciembre, y BBCH:15-19 (5-9 hojas desplegadas), en las siembras de noviembre. Está comenzando el inicio de ahijado en las más adelantadas.

Los daños más graves del mosquito del cereal (Mayetiola destructor Say, M. mimeuri Mesnil, M. avenae Marchal) se registran en las primeras fases de crecimiento del cultivo, hasta el ahijado. El descenso de las temperaturas de esta segunda quincena de diciembre, además de favorecer el ahijamiento y enraizamiento del cultivo, es también beneficioso para el control de esta plaga, ya que puede limitar en cierta medida su desarrollo.

El adulto es oscuro, de 3-4 mm, cabeza aplanada, alas ahumadas y patas largas. Los huevos son alargados, de color naranja, y se disponen alineados con la nervadura en el haz de la hoja. La larva es alargada, transparente y ápoda en su fase móvil. Tras emerger repta por el haz de la hoja, introduciéndose entre la vaina y el tallo, descendiendo hasta encontrar un nudo, donde se alimentarán durante todo su desarrollo. La pupa es de color pardo, ovalada, con extremos apuntados, de unos 4 mm, siendo el momento más característico para identificarla. Esta es la fase de resistencia de la especie, en la que la plaga hiberna, permaneciendo de 20 días hasta 4 años, esperando las condiciones óptimas para continuar con su ciclo biológico.

Son las larvas fijadas en el primer nudo alimentándose de la savia de la planta las que ocasionan los daños. Esta acción debilita el crecimiento y disminuye el peso final de la espiga. Si el número de larvas es elevado provocará la pérdida total de la planta. La presencia de las larvas del mosquito se evidencia por el debilitamiento y amarilleamiento de la planta, la paralización o ralentización del crecimiento, la coloración más oscura de lo normal del tallo y/o por la presencia de una zona abultada en la base de la caña, donde se alojan las larvas.

Los muestreos que se realicen solamente son válidos para la parcela muestreada, aunque resultan indicativos de la situación de la plaga y pueden servir de alerta para el resto de la zona. Es difícil detectar su actividad, por lo que se determinará la existencia de rodales de plantas amarillentas, debilitadas o muertas. Para detectar el daño de la primera generación, principalmente en las siembras más tempranas, se muestreará en otoño y para la segunda generación en primavera. Este consiste en arrancar los tallos desde la base y observar la base de la caña, debajo de las vainas foliares para buscar los puparios del insecto.

Medidas preventivas

Detectado el problema, no se recomiendan actuaciones para su control en el cultivo, pero servirán para tomar decisiones para la campaña siguiente, estableciendo medidas preventivas como:

-Enterrado del rastrojo a más de 10 cm de profundidad durante el verano dificulta la emergencia de los adultos. Es preferible retrasar esta labor al máximo, para que las pupas puedan ser presa de sus parasitoides o permanezcan expuestas al calor y la sequedad del verano lo que provoca la muerte de muchas de ellas.

-No sembrar en fechas muy tempranas o muy tardías.

- Las parcelas destinadas a cultivo de cereal deberán estar limpias de ricios (rebrotes de cereal del año anterior) desde el comienzo del otoño hasta la siembra.

-Evitar siembras muy tempranas para evitar las puestas de los adultos emergidos durante el verano.

-Realizar rotación con cultivos no huéspedes (colza, girasol, maíz, sorgo, soja, etc.).

-Utilizar variedades menos sensibles si las hubiera.

Es importante puntualizar que para un correcto control de la plaga es necesario realizar varias de estas prácticas culturales. La ejecución de una sola de ellas no sería suficiente para paliar los efectos del mosquito del trigo.

Dadas las características de la plaga, no es aconsejable realizar aplicaciones insecticidas contra ella, puesto que su eficacia es limitada.

Ampliar información

Caminos Vivos ASAJA SEVILLA ok

CAJA RURAL 203x411px internacionalizacion

Sumas PINTURA

anuncio asegasa web asaja

ASAJA-Sevilla  Manteniendo el campo, mantenemos la vida.

Localización ASAJA-Sevilla

mapa localizacion Asaja Sevilla

Suscribase al boletín de noticias

Reciba las noticias de última hora!

  • Alertas de noticias de última hora
  • Alertas de próximas Jornadas
  • Alertas de cursos de formación

Contáctenos

Avda San Francisco Javier, 9
T: 954651711
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.
Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.