CABECERA CORONAVIRUS ASAJA 2

Situación fitosanitaria del cultivo de cítricos

08 Jun 2020 No comment  

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) informa en su página web de la situación fitosanitaria del cultivo de los cítricos en Andalucía. En cuanto a la meteorología registrada en la zona predominante de cítricos de Andalucía durante el mes de mayo la RAIF destaca, teniendo en cuenta que abril fue un mes fresco con frecuentes lluvias, un aumento importante de las temperaturas, especialmente de las máximas, las cuales han registrado valores en torno a los 27’4ºC. Los días por encima de los 30ºC fueron frecuentes, registrándose un pico de 34ºC a nivel de Andalucía. Córdoba, Huelva y Sevilla registraron picos en torno a los 36ºC. Comparándolas con datos históricos de mayo (2000-2019) las máximas han registrado una variación alrededor del +6’5%

Igualmente, en cuanto a las mínimas, éstas han sido más cálidas de lo habitual al registrar en torno a los 13’4ºC, valor superior al histórico de mayo (2000-2019) con una variación del +10’5%.

Respecto a las precipitaciones, destaca el periodo comprendido entre el día 9 y el día 17 de mayo, cuando las lluvias fueron frecuentes, registrándose un acumulado en torno a los 47 l/m2, lo que representa una variación respecto al histórico de mayo (2000-2019) del +60’8%. Durante dicho periodo las temperaturas cayeron significativamente, recuperándose posteriormente. De no haberse producido este episodio lo más probable es que las medias de temperatura, antes citadas, hubiesen sido superiores.

Aunque el ambiente fresco y lluvioso de abril ralentizó la fenología, aún se nota un estado fenológico dominante algo más adelantado que una campaña “normal” debido a las extemporáneas temperaturas cálidas registradas en el mes de febrero y primera quincena de marzo. Como siempre, las zonas citrícolas más occidentales y con influencia litoral presentan una fenología algo más adelantada respecto a las de interior. Así, el mes de mayo se inicia alrededor de I1/I2 ” Cuajado del fruto”/”Cierre del cáliz”, finalizándolo alrededor de I2 “Cierre del cáliz”. Por otro lado, las variedades Tardías por recolectar se mantuvieron en M “Maduración”.

En cuanto a plagas y enfermedades presentes en esta época del año, ha habido un aumento de la incidencia, respecto al mes de abril, de artrópodos fitófagos. Destaca el aumento de las poblaciones de mosca de la fruta y ácaros (especialmente araña roja). Mención especial para la 1ª generación del piojo rojo de California cuya aparición, al igual que la campaña pasada, se ha adelantado 1-2 semanas hasta la tercera-cuarta semana de mayo. Ello se ha debido al ambiente cálido registrado en el mes de febrero y primera quincena de marzo. En cuanto a enfermedades, y especialmente aquellas que se ven favorecidas por la presencia de agua libre, aguado y alternaría, destacar un periodo de alto riesgo tras las precipitaciones de mediados de mes y aumento de las temperaturas.

De manera pormenorizada:

Mayo es un mes en el que existe riesgo de picada de la mosca de la fruta (Ceratitis capitata) en cítricos tardíos por hallarse en un estado fenológico susceptible, además las condiciones meteorológicas suelen elevar la actividad de adultos, y su desarrollo en general. Así, destaca un aumento de las capturas en trampas tipo Nadel tras el cese de las lluvias a mediados de mes junto con un repunte importante de las temperaturas. Dicho aumento fue especialmente importante en las provincias de Cádiz y Huelva. Estas dos provincias finalizan el mes superando el umbral de las 0’5 moscas trampa y día al registrar medias en tono a 1’6 mtd.

En cuanto al porcentaje de fruta picada, este índice ha registrado valores por debajo del 1%. El control de este díptero en los frutales huésped que se encuentren en las inmediaciones de la parcela contribuye a mantener baja su población cuando las condiciones ambientales le sean favorables. A demás, tanto la eliminación de la fruta del suelo como no dejar fruta madura en el árbol son prácticas que evitan los focos para nuevas generaciones. Recordar que a la hora de tomar la decisión justificada para su control poblacional en cítricos habrá que tener en cuenta, entre otros: la fenología, capturas en trampas para su monitoreo, presencia/ausencia de frutos picados y plazo de seguridad de las materias activas a utilizar.

La araña roja (Tetranychus urticae) es un ácaro que produce daños en hojas y frutos mientras las temperaturas se mantengan suaves-cálidas, pudiendo soportar temperaturas calurosas refugiado en el envés de las hojas. Este año, con temperaturas cálidas, e incluso calurosas, en tres de las cuatro semanas del mes, destaca un aumento de su incidencia en la provincia de Málaga, dónde se ha registrado una media en torno al 2’3% de hojas con formas móviles en mandarino. Cádiz y Huelva han registrado valores en torno al 1’3%. Las lluvias registradas en este mes, probablemente, tuviesen un efecto lavado sobre las poblaciones de esta plaga, disminuyendo así su incidencia. El Reglamento de Producción Integrada de Cítricos sitúa su umbral de tratamiento en el 10% de hojas con formas móviles o más de un 2% de frutos afectados, teniendo en cuenta otros factores como la proporción de fauna auxiliar.

Presencia baja de Eutetranychus spp. en Huelva y Sevilla durante el mes de mayo. De estas dos provincias destacar la de Huelva al registrar valores en torno al 1% de hojas con formas móviles. Este género de ácaros históricamente comienza a observarse con mayor incidencia a partir de mediados de junio principios de julio, pudiendo provocar daños importantes al finalizar el verano. Habrá que tener en cuenta que su presencia en hojas y frutos puede aumentar rápidamente hasta colonizar en pocas semanas la mayor parte del árbol en condiciones ambientales favorables. Los síntomas causados son muy similares a los producidos por el ácaro rojo (Panonychus citri): plateado de las hojas y frutos, pudiendo provocar una caída importante de hojas en condiciones de estrés hídrico y vientos secos.

Los factores meteorológicos temperatura, precipitación, humedad relativa y luminosidad aceleran o ralentizan el desarrollo y evolución de todos los artrópodos fitófagos. En el caso concreto del piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) condicionan el máximo porcentaje de Formas Sensibles (L1+L2), momento de mayor eficiencia en su control poblacional cuando coincide con un porcentaje moderado de Hembras avivadas respecto al Total de Hembras. De cara a la 1ª primera generación, señalar que las temperaturas registradas en febrero y primera quincena de marzo, cálidas para la época, favorecieron el vuelo de machos y el desarrollo posterior de la plaga. Afortunadamente, el avivamiento, a diferencia del año pasado que fue muy escalonado, ha estado más concentrado esta campaña. Ello se ha debido a la ralentización/parada que han supuesto para este diaspídido las lluvias de la segunda quincena de marzo, abril y mayo. Así, Córdoba, Huelva y Sevilla registraron, alrededor del día 20 de mayo, en torno a un 60% de formas sensibles (L1+L2) y en torno a un 70% de Hembras avivadas respecto al Total de Hembras. Estos valores, ya en conjunto, se consideran altos, habiéndose recomendado realizar en esos momentos, y a nivel local, el seguimiento al binocular de los distintos estadios biológicos de este diaspídido a fin de programar un posible tratamiento en el momento de máxima eficiencia.

Respecto a pulgones (principalmente Aphys spiraecola y Aphys gossypii), su incidencia sobre brotes nuevos se mantiene en valores similares a los de abril, sin haber un repunte importante de las poblaciones durante este mes de mayo debido a picos de temperaturas máximas calurosas y a frecuentes días con precipitaciones. Destacan las provincias de Cádiz y Huelva donde se han registrado valores en torno al 5’3% de brotes con presencia al finalizar el mes.

Finalmente, en cuanto a enfermedades, respecto al aguado (Phytophthora spp.), una escasa incidencia en los muestreos de frutos en árbol de variedades por recolectar, tardías en su mayoría. Sin embargo, es moderada la cantidad de frutos afectados por esta enfermedad caídos al suelo tras las lluvias de abril. Como medida profiláctica se ha recordado en todo momento evitar que las ramas bajas toquen o se aproximen al suelo a medida que vayan adquiriendo peso, ya que, las salpicaduras producidas por la lluvia arrastran hasta los frutos los gérmenes infectivos.

En cuanto a la alternaria (Alternaria alternata pv. citri) en frutos y hojas, o mancha marrón del mandarino en las variedades Fortuna, Murcott, Nova y Tangelo Minneola, destaca la provincia de Huelva donde, tras las lluvias acaecidas en abril y mayo, junto al aumento de las temperaturas en mayo, se vienen observando árboles con síntomas con una media entorno al 3’5%. En esta ocasión, y una vez recolectada la fruta, los síntomas se observan en hojas. Es importante tener en cuenta la previsión meteorológica de cara a tomar medidas preventivas de carácter químico, si bien, se recomienda llevar a cabo medidas profilácticas como: mantener los árboles podados de forma que se facilite una buena aireación; mantener las calles limpias de restos de material que pudiera favorecer la proliferación del hongo, y controlar el vigor del cultivo, evitando entradas en brotación extemporáneas que suministren material sensible a los ataques del hongo.

Caminos Vivos ASAJA SEVILLA ok

caja rural2

Publicidad 180x180 ASaja

Asegasa socios

ASAJA-Sevilla  Manteniendo el campo, mantenemos la vida.

Localización ASAJA-Sevilla

mapa localizacion Asaja Sevilla

Suscribase al boletín de noticias

Reciba las noticias de última hora!

  • Alertas de noticias de última hora
  • Alertas de próximas Jornadas
  • Alertas de cursos de formación

Contáctenos

Avda San Francisco Javier, 9
T: 954651711
F: 954644773

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.
Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.